VIII embukai Aikido y DD AA Vilanova del Vallès

El sábado 11 de junio de 2022 hemos participado en el VIII Embukai de Aikido y Disciplinas Asociadas gracias a la invitación de Joaquim Suarez de Aikido Makoto en la población de Vilanova del Vallès (Barcelona). Éste ha sido el primer evento en el que participamos después del fallecimiento de Vicente Borondo sensei y para nosotros ha tenido un significado especial. Joaquim tuvo el detalle de decir unas palabras ante todo el pabellón por la reciente pérdida de nuestro sensei, lo que agradecemos profundamente.

Este evento organizado por Aikido Makoto con el apoyo del ayuntamiento de Vilanova del Vallès tuvo la presencia del consul de japón en Barcelona, el cual estuvo presente gran parte del evento (aunque desgraciadamente se perdió nuestra demostración).

Un evento estupendamente organizado en el que se reunieron budokas de diferentes escuelas de Aikido y de otras Artes Marciales japonesas practicadas por grandes y pequeños. Nuestro grupo presentó algunos katas de Shinto Muso Ryu Jo (Jojutsu) y las otras armas del currículum de nuestra escuela (Kenjutsu, Tanjojutsu, Juttejutsu y Kusarigamajutsu).

Próximo evento: VIII embukai Aikido y Disciplinas Asociadas

El próximo sábado 11 de junio de 2022 participaremos en el VIII Embukai de Aikido y Disciplinas Asociadas gracias a la invitación de Joaquim Suarez de Aikido Makoto.

Si queréis ver nuestro trabajo de Shinto Muso Ryu Jo (Jojutsu) y de las otras armas del currículum de nuestra escuela (Kenjutsu, Tanjojutsu, Juttejutsu y Kusarigamajutsu) no os podéis perder este evento en Vilanova del Vallès.

¡Os esperamos!

Reportaje: Curso SMR Jo-Do 5-4/03/2022 Madrid

El pasado fin de semana del 5-6 de marzo se celebro en Madrid un curso abierto de entreno de Shinto Muso Ryu Jo-Do, donde practicantes del arte marcial de diversas partes de la península tuvimos la oportunidad de encontrarnos de nuevo para seguir mejorando nuestras habilidades.

El curso empezó el sábado a las 10:30 de la mañana con la práctica de los primeros Kihon así como las dos primeras series de kata, Omote y Chudan. Tras la demostración de cada una de las series, a cargo de los senpais, nos dividimos en dos grupos para practicar: el de los que estaban al nivel de la serie y los que todavía no habían llegado, para poder practicar todos a nuestro nivel, teniendo igualmente la probabilidad de ponernos con alguien de mayor nivel por lo menos durante un rato (siempre bajo la supervisión de los dai-senpais
Fernando, Pedro y Jose Luis, corrigiéndonos y ayudándonos a perfeccionar).

Terminada la sesión matutina a las 13:30 y habiéndonos ya cambiado, fuimos el grueso del grupo a comer en un restaurante cercano de la zona, aprovechando para hacer comunidad. A las 16:00 retomamos el entreno, retomando el kihon donde lo dejamos y prosiguiendo a continuación con series de katas más avanzadas: Chudan y Kage. A parte de la practica por grupos supervisada de la mañana, también se empezó a enseñar algunas técnicas nuevas a algunos practicantes. Entre ellos destaca un servidor, que tuvo la oportunidad de aprender Ranai, y compañeros de Portugal que aprendieron Kasari formalmente entrando en Omote. ¡Felicidades a todos!

Al final de la sesión, a las 20:00, se aprovecho para hacer la entrega de los certificados para avalar el examen que se realizaron el pasado Diciembre. Tras la entrega, nos espedimos hasta el día siguiente y fue la mayoría por su cuenta a cenar y meditar con la almohada lo aprendido durante el día. Por separado, los jefes de los grupos que entrenan fuera de Madrid aprovecharon para reunirse con Vicente Borondo sensei.

Puntualmente a las 10:30, la mañana del domingo, empezó la última sesión del fin de semana. Esta vez dejamos el Jo de lado para saludar con el bokken. Practicamos los uchikomis y el happogiri tanto en tandoku como en sotai, poniendo especial énfasis en el Kiai. Revisados estos se demostraron las katas de Shinto Ryu Kenjutsu y nos pusimos a practicarlas por parejas, cada uno al nivel que le tocaba, de nuevo enseñando algunas técnicas a los practicantes que habían progresado lo suficiente.

Tras aquello de una hora, los senpais aprovecharon para empezar a practicar las armas paralelas de su nivel (jutte y kusarigama), aprovechando la ocasión para no perder la práctica. Pasado un tiempo, se dio por finalizada la sesión de entreno de armas paralelas y se volvió a la practica del Jo. Los Senpais demostraron series de Katas más avanzadas y volvimos a entrenar por niveles, hasta el final del entreno. Puntualmente a las 13:30, tras la tradicional foto de grupo, se dio por finalizado el curso y empezó el regreso a casa. Aquellos que tuvimos tiempo aprovechamos la ocasión para hacer la comida con a Vicente sensei.

Reportaje: Kangeiko

Este domingo 23 de enero de 2022 hemos realizado el KANGEIKO de RANAI DOJO. Esta actividad es la primera vez que la realizamos, ya que des de la creación de la asociación, hemos tenido el problema de la pandemia que ha cortado mucho toda reunión social.

A pesar de algunas bajas, pudimos encontrarnos un buen número de practicantes, así como familiares y amigos que quisieron compartir también con nosotros la mañana del domingo.

Apenas llegar al campo, situado en el parque natural de Collserola, ya empezamos a preparar el fuego que se mantendría toda la mañana hasta la barbacoa que organizó Eduard, nuestro anfitrión del lugar y que gestiona una finca agrícola en la que se realizan talleres de permacultura y forja de cuchillos @tanzokai.

Con el fuego en marcha y un café calentito en el cuerpo (estábamos a 6 grados al llegar) empezamos con la sesión de Karate que empezó con Ismael y Dídac, y una sesión de Kenjutsu con Marc y Dídac.

El hambre ya apremiaba y nos dispusimos a poner la leña y el carbón para la barbacoa. Cada uno se trajo su comida e hizo un poco de rey de la parrilla (algunos con mayor fortuna que otros).

Esta actividad es una oportunidad de reunirnos fuera del dojo, charlar con tranquilidad, conocernos un poco más y compartir junto con la familia algo tan importante para algunos de nosotros como es el Budo.

Reportaje: Kagami Biraki 2022

Se celebró los pasados 7, 8 y 9 de enero el Kagami Biraki en Cartigny en el seno de la Federación Europea de Jodo, para celebrar el año nuevo como es tradición. Este año participamos en el evento 5 miembros de la federación española, de Madrid, Barcelona y Valencia.

Tras solventar todas las problemáticas que el viaje al corazón de Europa conlleva en el actual contexto de pandemia global, la mayoría de la comitiva pudimos empezar con el Keiko del viernes por la tarde, donde se empezó trabajando el Kihon y las katas de Tokushu Waza para posteriormente dividir los alumnos en grupos de diferentes niveles (Kihon, Omote, Chudan-Ranai y superiores) para practicar el Kihon u otras Katas más avanzadas. Tras el entreno, a aquello de las 21:30, hubo una sencilla cena de los asistentes en el comedor cercano al pabellón, en el cual se encuentra también el búnker donde algunos de los asistentes de otras comitivas pasarían la noche. Tras la cena, fuimos todos los del grupo al hotel recomendado por la FEJ.

A la mañana siguiente, tras deshacer el camino hacia el hotel y desayunar juntos en el mismo comedor, se dio comienzo a los Keikos del sábado. Por la mañana, el entreno consistió en la práctica de las Katas ya conocidas entre alumnos de mismo nivel. Tras la pausa para comer del mediodía, empezó la práctica de la tarde, en la cual se trabajaron las armas paralelas (Tanjo para los menos avanzados y jutte y kusarigama para los sempais), y posteriormente tras el ocaso se volvería a practicar katas con el Jo por grupos de diferente nivel. Terminando el entreno de la tarde se hizo la entrega de títulos y certificados para recompensar la maestría, dedicación y persistencia de los asistentes que se lo merecían. Entre estos, destaca por su magnitud la entrega del Menkyo Kaiden de Lorenzo Trainelli y Jean-Claude Hamel ¡Enhorabuena!

Tras una breve pausa para felicitar los afortunados, se dio comienzo a la ceremonia de celebración del año nuevo, con el tradicional mazazo al barril de sake precedente al brindis y snacks de wasabi. ¡Banzai!

Después de una pequeña pausa para bajar el sake y cambiarnos de ropa, se llevó a cabo la
asamblea general de la FEJ, donde se revisó el estado de ésta, así como el próximo Gasshuku de verano, a celebrarse en Suiza a principios de agosto y con la intención de ser tan asequible como sea posible. Adicionalmente, también se informó sobre el estado de la publicación de los escritos del Maestro Nishioka. Cerrada la asamblea sin ninguna objeción a ningún punto, dio comienzo la última cena en gran comité del curso.

Al día siguiente, tras un almuerzo cerca del hotel para compensar el cambio dominical en los horarios del bus, dieron comienzo los entrenos del último día. Para calentar, se trabajó el Happou Giri tanto en Tandoku como en Sotai, y se aprovechó también para practicar algunas técnicas como el maki otoshi de kenjutsu. Tras esa práctica, se dedicó cerca de una hora a enseñar nuevas técnicas a aquellos alumnos que no habían tenido la oportunidad todavía.

Después de la pausa del mediodía, el entreno de la tarde empezó con el repaso de los conceptos que tan fácilmente olvidamos que deberíamos añadir a las Katas, como el metsuke, mushin, ki-musubi entre otros. Para este último, relativo a la unión entre las energías de dos contrincantes durante un combate, se empleó en diversas Katas añadiendo pausas en los puntos donde sidachi o uchidachi tomaban la iniciativa. Posteriormente, y ya con algunos asistentes de camino a su hogar, se practicó por parejas varias técnicas de Kenjutsu. Tras el entreno y la clausura del curso, se llevaron a cabo los exámenes, donde dos alumnos de la comitiva ucraniana se certificaron de primer y segundo Dan respectivamente.

A posteriori, habiendo tenido un papel esencial en la limpieza del pabellón, la comitiva española hicimos una pequeña escala en el hotel para preparar el viaje de regreso, para la mayoría durante la madrugada siguiente, y fuimos a celebrar el éxito del curso cenando juntos en Ginebra ciudad.

Por Lluís Agulló

Curso de Jo-Do en Madrid

Este año hemos podido celebrar el tradicional curso de invierno de SMR Jo-Do en Madrid organizado por Seiryukai España con Vicente Borondo sensei (Menkyo Kaiden).

El dojo ha estado repleto de practicantes de Madrid, Valencia, Catalunya y Portugal durante las dos jornadas de este evento. El sábado estuvo enfocado al trabajo del «Jo» con ejercicios específicos extraídos del kata con un enfoque más práctico, al kihon y a las dos primeras series de la escuela. El domingo se trabajaron las armas paralelas: kenjutsu, jutte y kusarigama (estas últimas reservadas para los más avanzados) y también al trabajo de kata de «Jo», profundizando en los nuevos katas aprendidos durante el curso y al trabajo de las series más avanzadas para los sempais del grupo.

En esta ocasión, tres miembros de RANAI DOJO nos hemos trasladado para participar del curso y compartir buenos momentos con los amigos jodokas. Además, se han realizado exámenes con resultados excelentes para los participantes.

Artículo: Reflexiones sobre Kata – 2ª parte

Por Vicente Borondo, Shinto Muso-ryu Menkyo-kaiden

En primer lugar, me gustaría aclarar que este artículo (y especialmente esta segunda parte) se basa en mi entendimiento y reflexiones sobre Shinto Muso Ryu. Mis puntos de vista emanan de un Riai (lógica detrás de una acción) específico tal como me fue transmitido principalmente por el difunto Nishioka Tsuneo sensei (del cual tuve el honor de ser estudiante directo durante los últimos quince años de su vida).

Lo que sigue debe ser considerado sólo una revisión superficial de las series de kata más tradicionales dentro del sistema, aquellas creadas antes de 1868 y que por lo tanto tienen la consideración de koryu1

Kata en Shinto Muso Ryu Jo

De acuerdo con nuestra tradición, el fundador Muso Gonnosuke pasó varios años errando alrededor del país aprendiendo y batiéndose en duelo tras haber logrado la maestría en la escuela Tenshin Shoden Katori Shinto Ryu y el Ichi no tachi de la tradición Kashima. En un momento dado parece que luchó en duelo con un guerrero llamado Miyamoto Musashi y perdió. Es entonces cuando decidió retirarse al Monte Homan (actualmente en la provincia de Fukuoka, isla de Kyushu) para someterse a austeridades y reflexionar. Finalmente recibió la revelación a partir de la cual estableció los fundamentos de nuestro ryu y que se concretó en, por supuesto, forma de kata.

La realidad es que sólo podemos suponer como eran las enseñanzas originales ya que los primeros documentos existentes a los que tenemos acceso datan de principios del siglo XVIII2, cien años después de la creación de nuestra escuela. Pero una cosa sí sabemos con certeza, cuando comparamos los documentos existentes y mediante la experiencia en la práctica, podemos ver o sentir que algunas adiciones y modificaciones tuvieron lugar durante la historia de nuestro ryu. Parece ser que la serie que llamamos Samidare fue incluida en algún momento durante el siglo XVIII y Ran ai fue añadida en el periodo Bakumatsu (1853 – 1867). Otras partes tales como Gohon no midare, algunas kata incluidas en Seitei Jo (Suigetsu y Shamen) y el kihon waza actual son ejemplos de adiciones durante el siglo XX3. También ha habido incluso en el “currículo tradicional” algunas otras adiciones, modificaciones o alteraciones en el orden en que las kata son transmitidas, algunas de ellas muy recientes. Sin embargo, presumiblemente todavía hay mucha transmisión tradicional conservada desde el inicio.

Antiguamente no existía ningún Kihon tal y como lo conocemos. Según Nishioka sensei, el formato del entrenamiento en sus inicios (comenzó en 1938, antes de que el Kihon como lo conocemos4 o Setei Jo fueran establecidos por Shimizu sensei y antes de que algunas otras modificaciones y adiciones tuvieran lugar) era como sigue: “Hacíamos suburi5 y uchikomi6, entonces sensei nos tenía practicando movimientos específicos extraídos de las kata y continuabamos con katageiko el resto de la clase. Había poca explicación o conceptualización de las diferentes técnicas o series. Se trataba todo de copiar al sensei lo mejor que pudieras y repetir lo que hubieras cogido.”

Gran parte de la manera de entrenar actual de la mayoría de las personas es muy reciente, pensada para la enseñanza de grupos más grandes y esto tiene sus consecuencias. Por esta razón es importante conocer, especialmente para practicantes avanzados al menos, qué parte del currículo es “nueva” y cuando fue añadida.

Según describí anteriormente, en SMR se pueden reconocer los cuatro tipos de kata:

Gokui, serie también llamada Gomuso no Jo o Hiden, sería del primer tipo, Omote y Kage por ejemplo serían del segundo, Seitei kata pertenece al tercero y Kihon sotai al cuarto tipo.

Pero a pesar de todos estos cambios nuestro ryu ha logrado sobrevivir. Es más, lo ha conseguido siendo utilizado de manera práctica, como lo demuestra su uso por las fuerzas policiales japonesas (policía antidisturbios de Tokyo). Esto es destacable cuando se piensa que la escuela fue fundada hace más de 400 años.

El ryu está bien estructurado, pero no en el sentido que uno podría esperar: no es que uno aprenda las kata más simples primero y luego uno vaya avanzando en complejidad desde un punto de vista técnico; las kata en Omote no son más simples que las de la serie de Kage. En cambio, se avanza de manera diferente.

¿Cuál fue el mensaje primordial? “Maruki o motte suigetsu o shire” (esgrimiendo un palo redondo consigue conocer el suigetsu). Por tanto, todo se trata de entender verdaderamente “Suigetsu” … y ser capaz de aplicar sus manifestaciones al menos en situaciones cruciales. El sistema fue creado posteriormente para facilitar esto.

Por supuesto la siguiente pregunta entonces es “¿Qué es suigetsu?”

Suigetsu es originalmente un término budista y tiene muchas interpretaciones diferentes en función del campo en el que se quiera aplicar este concepto. En el mundo del Budo/bujutsu también posee significados diferentes según las diversas tradiciones que lo usan. Además, distintos maestros dentro de una misma tradición pueden tener diferentes interpretaciones del concepto. Este debate trasciende la intención de este artículo y, de cualquier modo, creo firmemente que existen muchas cosas en Budo/Bujutsu que tienen que ser adquiridas en lugar de dadas7. Por el momento solo mencionaré las claves que en mi opinión pueden ayudar a conseguir la comprensión al respecto. Para mí, si tengo que elegir, diría que desde el punto de vista marcial el concepto de Suigetsu no puede ser entendido sin entender el timing (sincronizacion) y el ma-ai. Pero, como probablemente sea el caso en todas las actividades de la vida, conocer el concepto y ser capaz de hacer uso de él son dos cosas completamente diferentes.

Hoy en día comenzamos con kihon, las bases, primero en solitario y luego con un compañero. Es a partir de entonces cuando se avanza través de las diferentes series:

En Omote el practicante se familiariza con aspectos básicos tales como ma-ai, hyoshi, shisei, tai sabaki, etc., y el timing es en su mayoría go no sen. Entonces ganas destreza y vas más rápido, aunque todavía se está haciendo kihon… esto es chudan. Algunas técnicas ganan en realismo y sen no sen entra en juego al cabo de un tiempo. En Ran ai terminas de aprender el kihon, todavía concentrado en lo físico, empujando a tu cuerpo a ir lo más rápido posible en estos largos katas ideados para desarrollar la resistencia. En Kage se incluye el aspecto psicológico, el ma-ai es más corto y, por lo tanto, el tiempo de reacción es menor. Aprendes la manera apropiada de respirar (que se origina en el bajo abdomen) y se rompe a menudo el ritmo, creando momentos de tensión que son seguidos por otros de relajación. Esto fuerza al practicante a mantener el zanshin en todo momento. En Samidare volvemos a los movimientos rápidos, se profundiza en el estudio del ma-ai y el timing desde el momento en que ambos avanzan el uno hacia el otro en cada kata, y se crea la oportunidad de mejorar aún más la respiración y el kiai. En Oku combinamos todo lo anterior en una serie extraña y ecléctica que contiene los movimientos básicos y característicos del ryu. Hiden es la última pieza del rompecabezas y se requiere para comprender completamente la escuela desde el punto de vista técnico.

OMOTE, la superficie

Antiguamente, los practicantes comenzaban con esta serie directamente, probablemente precedida y acompañada de la práctica de movimientos decididos por el instructor según las necesidades de sus alumnos, por lo que se puede considerar el nivel de principiante. El ritmo es regular y predecible, ejecutado a una velocidad que fácilmente puede ser seguida por personas inexpertas. Usamos toda la longitud del Jo, es decir, constantemente deslizamos nuestras manos a lo largo de todo el arma y hacemos movimientos amplios para familiarizarnos con el bastón y la biomecánica que hay detrás de las acciones que realizamos. Se hace de manera que permite al alumno aprender la forma correcta de manejar el arma y comenzar el entrenamiento del ma-ai y el timing en un entorno muy seguro. El énfasis principal se pone en go no sen, defendiendo o evitando el ataque primero antes de contraatacar.

CHUDAN, el nivel medio

Aunque la primera kata comienza con sen no sen, a modo de continuación de la última kata de Omote, hasta que completemos esta serie seguiremos centrados en la actitud de go no sen. Luego cambiamos y «reiniciamos» a medida que incluimos aiuchi (golpe mutuo y simultáneo) en nuestro entrenamiento y se nos presenta el concepto y la práctica de kiriotoshi8. Ciertas técnicas evolucionan y comienzan a mostrar el modo real de aplicación en combate como en el caso de tai atari o hikiotoshi uchi (hasta aquí, en Seiryukai, hemos ejecutado esta técnica juntando los pies al golpear para centrarse en el ki ken tai ichi; esto cambia a partir de Yokogiridome).

Todavía en general (excepción hecha en algún punto en Midaredome, por ejemplo) usamos la longitud entera del Jo. Los movimientos aún son predecibles porque el ritmo sigue siendo regular, aunque más rápido que en Omote para ganar confianza y destreza. La atención se centra en acondicionar el cuerpo de la manera correcta.

Curiosamente, el primer y último kata comienzan con Honte ni kamae (hidari y migi) aplicado al combate. Uno se vuelve consciente del concepto de kobo ichi (el ataque y la defensa son uno) y que sen no sen es uno de sus aspectos9.

RAN AI, Armonizando el caos

Aquí se supone que debes estar en tu punto máximo en términos de rendimiento físico. Es una serie muy rápida y la más larga del sistema (entre las series tradicionales), probablemente diseñada principalmente para desarrollar resistencia. Al mismo tiempo, técnicamente hablando, estos kata son probablemente la serie más compleja y difícil. Todos los kihon han sido vistos cuando uno llega a este nivel; a partir de ahora sólo tienes que dominarlos …

Introducidos en el sistema a mediados del siglo XIX, se dice que son representativos de su época; esta es el final del período Bakufu (Bakumatsu), tiempos caóticos llenos de violencia en un país dividido entre lo nuevo y lo viejo.

KAGE, la sombra

Equivalente a Ura en otras artes o escuelas, aquí uno entiende que siempre existe otra posibilidad, el plan B (o A, dependiendo de tus habilidades y oportunidad).

Cuando esperas demasiado, sea a propósito o no, tienes más tiempo para ver el ataque, pero también tienes menos tiempo para reaccionar … es muy complicado y peligroso. En esta nueva situación, es necesario haber dominado ciertos aspectos que emanan de la confianza en los movimientos físicos que entrenaste en las series anteriores, así como de una mejor comprensión de ma-ai y el timing. A excepción de Hoso michi, dejas que tu oponente se acerque a ti mientras esperas. Esto se traduce directamente en preservar tu energía y te da más margen en los aspectos físico y mental. Este margen (yoyu) y la confianza ayudan a su vez a mantener la calma mental necesaria para lidiar con cualquier ataque.

Permaneces frío incluso en los momentos más calientes, pero cuando reaccionas lo haces al cien por cien, con movimientos precisos y explosivos precedidos y seguidos de relajación. Cara de póquer en todo momento que hace que tus intenciones sean ilegibles para el oponente. Uno descubre la importancia del aspecto psicológico en el combate real. No mostrar emociones ni dar información innecesaria sobre nuestras intenciones confunde al oponente y puede crear una fisura en su actitud física y / o mental.

Pero atención, porque Uchidachi también es impredecible; quiero decir, sabes cuál será su acción (tratándose de katageiko) pero no exactamente cuándo se lanzará, ya que constantemente está rompiendo el ritmo y nunca se detiene, en especial mentalmente. Tu zanshin tiene que estar «conectado» y «en sintonía» en todo momento.

Esta serie profundiza en el estudio de la respiración adecuada. El kiai emana ahora del tanden en lo que se llama «Fukimi kiai», sacando a la palestra por tanto el último aspecto del concepto «Ki ken tai ichi» … ¿o el primerísimo? Esto es el ki, al menos en el sentido tangible de ser capaz de concentrar tu energía en un punto decidido. Y lo haces mientras usas una herramienta (tu arma) como una extensión de ti mismo.

“Entrar” en el ataque se convierte en la principal opción cuando está claro que se está desarrollando una situación crítica. En otras palabras, actitud de go no sen pero mentalidad de sen no sen, permaneciendo todavía en una posición “cómoda” ya que esperamos y dejamos que nuestro oponente se acerque a nosotros e inicie las hostilidades.

SAMIDARE, la lluvia de principios de verano

Ésta se compone de seis katas que se pueden reducir, en esencia, a cuatro (Jumonji y Mijin go se entienden como variaciones de su kata precedente) y son ejecutadas de manera muy dinámica, con Shidachi y Uchidachi aproximándose mutuamente y comprometidos en llegar «ahí» antes que el otro. El Ma-ai y el timing, por lo tanto, se vuelven aún más complicados. La respiración se puede llevar a un nivel superior y diferente y se recomienda realizar los primeros tres kata en una sola exhalación en forma de kiai. Esto te permite investigar sobre el uso del kiai dependiendo de si se emite antes, durante o después de la acción … o en sus diferentes combinaciones.

Todos los kata son sen no sen y versan sobre el autosacrificio (sutemi) siguiendo el espíritu experimentado brevemente en Shin shin (en Chudan) y Hoso michi (de Kage). Por supuesto, a estas alturas ya has aprendido y adquirido todo lo que se necesita en términos de habilidades físicas y control mental, pero… ¡¿Meterse en el ataque?! Sí, eso es lo que haces en cada kata de esta serie, por lo que el espíritu de shinken shobu debe entenderse cuando completes esta serie.

SHIAIKUCHI (Okuden), puntos de entrada para duelos (Transmisión más interna)

A menudo sólo escuchamos «Oku» en lugar de Okuden, porque al japonés le gusta acortar las palabras y solo significa profundo, interior, más alto nivel, más interno, etc. El «Den» de Okuden significa transmisión.

Curiosamente, en realidad la palabra «oku» no aparece en ninguno de los documentos tradicionales para nombrar esta serie, pero de algún modo es el término más utilizado para referirse a ella10.

El orden en el que lo aprendemos hoy en día, al menos en nuestro linaje (y como se describe en el Jodo Kyohan), es diferente del que aparece en el densho (rollo de transmisión) y probablemente fue decidido por Shimizu sensei11.

En mi opinión, aquí te estás enfrentando a alguien de tu propio nivel. Comienza con Sengachi, donde aprendes la importancia de ganar la iniciativa, seguido de tres «subconjuntos» de tres kata cada uno, que tratan, entre otras cosas, de cómo conseguirla (la iniciativa) en función de diferentes circunstancias. El subconjunto medio también sirve para investigar el estilo de Musashi. Luego tenemos otros dos kata aparentemente inconexos: Mikaeri y Aun. En Mikaeri se trata de poder percibir el sakki (espíritu asesino) de un oponente y desarrollar la intuición. La serie cierra con “Aun”, el alfa y omega, el principio y el final. Como hecho interesante, este kata puede verse como estrechamente relacionado con el primero de los kata en el sistema (Tachiotoshi), a forma de cierre del círculo. Desde aquí deberías empezar de nuevo, pero desde un nivel superior.

Pero Aun tiene otros significados. El más relevante para nosotros se refiere a la sincronización. Es cuando dos personas están en la misma «longitud de onda» y por lo tanto sus acciones coinciden y hay armonía en ellas. La expresión utilizada para describir esto en japonés es «Aun no kokyu».

A estas alturas se supone que uno ha desarrollado la capacidad de trascender la dualidad. Como el reflejo de la luna en el agua; aunque la luna y su reflejo son cosas diferentes se comportan como una sola, no hay intervalo de tiempo entre ellas (a diferencia de otros fenómenos como el relámpago y el trueno, por ejemplo).

YA TORI ODACHI YO TORI KODACHI (Shinto ryu kenjutsu), Ocho formas de espada larga y cuatro de espada corta

Esta serie se menciona justo antes de Gokui y originalmente no había nombres para sus kata (o al menos los actuales), parece que les fueron dados en algún momento a fines del siglo XIX.

También es posible escuchar hoy en día Kasumi Shinto ryu para referirse a este sistema. Hay mucha especulación sobre sus orígenes, pero me parece correcto suponer que se deriva de las experiencias previas de Gonnosuke. Expertos tanto en SMR como en Katori Shinto ryu me han asegurado en conversaciones personales que pueden ver mucha influencia de este último en nuestro kenjutsu. Además, puedo ver elementos de la tradición de Kashima aquí y allá. Por supuesto, esto no es sorprendente porque ambas escuelas florecieron en la misma zona.

Algunas personas dicen que el tachi dentro de la serie Jo kata es parte de este estilo kenjutsu, aunque no estoy seguro de esto al cien por cien, ya que lo que sí está claro que al menos algunas de las técnicas provienen de Miyamoto Musashi en lo que parece ser un prueba de que su encuentro tuvo lugar.

Por el sitio que ocupa en el densho y el kuden (transmisión oral) podemos deducir que en épocas más antiguas probablemente la enseñanza de nuestro kenjutsu estaba reservada a practicantes de alto nivel y como curiosidad parece que solo personas con al menos el nivel de Gomokuroku tomaban el papel de Uchidachi. De esta manera se garantizaba que el nivel del Shijo (o Shidachi, el que toma el Jo) fuera alto.

A pesar de tener solo doce kata, según el difunto sensei Nishioka y como corrobora Pascal Krieger sensei, contienen todos los aspectos importantes que uno necesita saber para el combate con katana. Siendo totalmente honesto, tengo que admitir que afortunadamente no puedo certificarlo o negarlo en base a experiencia real… elijo creer a mis maestros.

GOKUI (Hiden), los secretos

Son lo último y definitivo, aunque en realidad son el origen. Se supone que este conjunto es el núcleo primordial que emana directamente de la revelación original, lo que sucede es que el proceso para dominar el sistema se invierte desde que el fundador empezó a transmitirlo. Hoy en día, Hiden es la última pieza del rompecabezas que confirma que lo que has aprendido hasta ese momento es correcto y es necesario para afirmar que has recibido el conocimiento completo de la escuela. Es entonces cuando uno se convierte en «kaiden»12. Uno puede recibir el «menkyo», una licencia de enseñanza, pero solo este título con el sufijo «menkyo-kaiden» le permite a uno a su vez la emisión de certificaciones tradicionales legítimas.

Probablemente las primeras generaciones recibieron una “imagen completa” y la convirtieron en un rompecabezas, reservando la pieza central para ser entregada solo a personas de confianza. Las generaciones siguientes empezaron a conseguir el rompecabezas pieza a pieza (como se deduce del hecho de que originalmente solo había un certificado en lugar de un mínimo de cuatro, como hoy en día).

En este punto uno tiene diferentes opciones; puedes dedicarte a la transmisión del arte, ir a aprender a otra escuela y / o incluso llegar a crear tu propia tradición.

Ni que decir tiene que la creación de un «nuevo» sistema antiguo que se ocupe de armas arcaicas sería como poco extraño en el mundo actual.

Agosto de 2021. FEJ

1 Esta es la razón de que ni el Kihon ni Gohon no midare sean tratadas aquí.

2 David Hall en su ““Encyclopedia of Japanes Martial Arts” (en la entrada para Gokui) afirma que según Steve Bellami, que fue estudiante de Kuroda Ichitaro (Menkyo Kaiden bajo Shimizu Takaji shihan), entre sus archivos (de Kuroda sensei)había un densho antiguo legado de Okubi Magozaemon (segundo líder de Shinto Muso Ryu) a Matsuzaki Kin’emon (tercer líder de la escuela) donde se incluían los nombres de los cinco Gokui. Esto parece contradecir la investigación de personas como Matsui Kenji.

3 Todas ellas son creación de Shimizu Takaji shihan.

4 Inicialmente había 15 técnicas que posteriormente se convirtieron en 12. En un libro titulado “Jodo kyohan” escrito por Shimizu sensei y publicado en 1940, aquellas quince técnicas básicas son descritas.

5 Ejercicio en el que mueve el arma repetitivamente en el aire mientras se imagina que se golpea a un oponente.

6 Ejercicio en el que se practican diferentes golpes y cortes mediante el golpeo de la espada de Uchidachi.

7 Cosas como la habilidad o la comprensión no se pueden enseñar, sino que son adquiridas por cada individuo. El profesor sólo puede guiarte en la dirección adecuada.

8 Con Nishioka sensei, hasta completar Ran ai, hacíamos la “versión de Kyushu” en katas como Midaredome o Yokogiridome donde primero te defiendes mediante el bloqueo del golpe del oponente en lugar de buscar el aiuchi.

9 Para mí, un buen ejemplo del concepto de kobo ichi se encuentra al realizar la primera parte de las técnicas «kuri» donde defendemos atacando el kote de nuestro oponente.

10 Para Nishioka sensei esa es la razón por la que el significado del primer certificado tradicional (Okuirisho) no tiene nada que ver con “entrar en oku”.

11 El orden original de la serie Shiaikuchi tal cual está escrito en el denso es: Sengachi, Hiki sute, Kote garami, Jutte, Uchiwake, Suigetsu, Sayudome, Kotedome, Tsuki dashi, Uchi tsuke, Mikaeri y Aun.

12 Kaiden significa “transmisión completa”. En nuestra escuela no existe un documento adicional que lo certifique, así que un individuo podría estar en posesión del rollo de menkyo, pero no ser conocedor de Gokui.

Próximo evento: KANGEIKO

Después de tantos meses sin poder realizar seminarios, la verdad es que tenemos ganas de reunirnos, practicar y celebrar que seguimos adelante con TODO. Por todo esto, hemos pensado que este año podemos celebrar un KANGEIKO con todos los miembros de RANAI DOJO y sus allegados. Este evento se realizará el domingo 23 de enero de 2022 en la montaña de Collserola, entre Barcelona y Molins de Rei, en un paraje excepcional.

KANGEIKO (冬稽古) en las artes marciales japonesas, es un entrenamiento grupal intensivo que se realiza en el invierno más frío y generalmente en la naturaleza, cuyo objetivo es superarse mediante ejercicios físicos y repetitivos, en técnicas básicas. Aunque a primera vista puede parecer una práctica masoquista, se trata de forjar el cuerpo y la mente del practicante (shugyosha), llevándolo hasta sus límites con el fin de superarlos.

Nuestro encuentro tendrá lugar el domingo por la mañana, empezando por un entrenamiento intenso en diferentes disciplinas (Kenjutsu, Karate y Jo-Do) seguido de una barbacoa en pleno campo.

Estamos seguros que será una ocasión excepcional para juntarnos y compartir sudor, esfuerzo y BBQ con amigos y familia.